• ¿Estás pensando en hacerte un tratamiento de ortodoncia con Brackets de Zafiro?
  • ¿Tienes dudas sobre las alternativas de ortodoncia estética del mercado?
  • Además de un buen precio… ¿buscas calidad y confianza?

A continuación, te contamos todo lo que necesitas saber antes de decidirte por un tipo de ortodoncia estética.

Campañas de ortodoncia con ventajas: estudio, blanqueamiento dental gratis al finalizar el tratamiento y descuento de 300€ para un familiar o amigo.

Brackets de zafiro al precio de metálicos

En nuestra clínica dental el precio del tratamiento de ortodoncia fija con brackets de zafiro va desde los 900 euros por arcada en casos sencillos o “social six”, hasta los 2.900 euros por tratamiento completo en ambas arcadas.

Hemos decidido poner siempre lo que consideramos mejor para nuestros pacientes. Por eso, desde la aparición de las brackets de zafiro no hemos vuelto a tratar a un solo paciente de ortodoncia fija con brackets metálicos ni de los antiguos “estéticos”, ya que hemos puesto a las brackets de zafiro el mismo precio que teníamos para las brackets metálicas, de forma que el precio no sea determinante para nuestros pacientes a la hora de elegir el tipo de bracket. La elegimos nosotros. La mejor.

Dicho de otra forma: en clínica dental Elena Muñoz no ponemos brackets metálicas, porque sólo su precio bajo justificaría una decisión así. Ni ponemos brackets de porcelana o resinas porque ya no son las más bonitas. Ponemos las brackets más bonitas y resistentes, las de zafiro, a todos nuestros pacientes de ortodoncia fija al mismo precio que tenían las brackets metálicas.

Comenzamos haciendo este precio como parte de una campaña especial con duración limitada, pero al finalizar la campaña tuvimos que prorrogarla y finalmente decidimos mantenerla de forma indefinida debido al éxito que alcanzó, en la que todo son ventajas para el paciente y también para nosotros es muy satisfactorio ver lo bonitos que quedan los casos y ver a nuestros pacientes tan contentos.

Solicita tu presupuesto online pinchando aquí.

¿Qué son los brackets?

Las brackets son unas pequeñas piezas, más pequeñas que la rosca de un pendiente, que se utilizan en ortodoncia como parte del tratamiento.

Se cementan individualmente a cada uno de los dientes naturales, con un sistema adhesivo fácil de retirar al finalizar el tratamiento.

Todas las brackets, sean del material que sean, una vez adheridas al diente, transforman la superficie lisa del diente en un ingenioso sistema en el que el ortodoncista puede insertar diferentes elementos para conseguir diferentes movimientos.

No sólo Brackets. La ortodoncia requiere más elementos.

La bracket presenta unos brazos y una ranura central.

La ranura central es de sección cuadrada y puede ser de diferentes grosores, según criterio del ortodoncista. Su función es permitir insertar un arco de alambre en todas y cada una de las ranuras de todas las brackets que forman parte del sistema. El alambre, una vez insertado se liga a la bracket para impedir que se salga, con unas pequeñas gomitas elásticas redondas que se colocan en los brazos de las brackets.

El conjunto de elementos: Bracket + arco + ligadura (¡+ortodoncista!) alineará y nivelará los dientes, mejorando su estética y la forma de relacionarse los dientes entre sí.

Con todos estos elementos actuando de forma coordinada en las manos de un ortodoncista experto, conseguimos transmitirle al diente la información adecuada y aplicarle la fuerza que se ha de traducir en el movimiento deseado.

Hay que tener en cuenta que el diente tiene una cara delantera lisa, que no tiene “asas” y que no hay forma de cogerlo para moverlo. Por tanto, independientemente del material con el que esté fabricada, la bracket nos proporciona una especie de “riel” en cada diente, donde insertamos un arco de alambre para que el diente pueda desplazarse de forma controlada a lo largo del arco.

Los arcos son de diversos materiales y serán escogidos por sus diferentes prestaciones en función de los efectos que el ortodoncista desee producir en los dientes. Por ejemplo, existen arcos de una extraordinaria memoria elástica. Estos arcos se fabrican en diferentes grosores y vienen ya pre-arqueados para diferentes formas de arcada dental “ideal”. Estos arcos son capaces de deformarse para adaptarse a la forma “imperfecta” de una arcada dental defectuosa y, una vez insertados en la ranura central de todas las brackets, comienzan un proceso de recuperación progresiva de su forma gracias a su memoria elástica. Estos arcos son de Níquel-Titanio, o de Ni-Ti, como los llamamos los ortodoncistas.

La buena noticia es que tanto los arcos de alambre como las ligaduras y gomitas que los fijan a las brackets pueden ser también de color blanco perla.

La unión de Bracket de zafiro + arco blanco + gomita color perla consiguen los mejores resultados estéticos durante el tratamiento con ortodoncia fija, sin discusión posible.

Esta combinación nos parece perfecta para pacientes que buscan la máxima estética en su tratamiento con ortodoncia fija.

De la misma forma que la cirugía no la hace el bisturí, sino el cirujano, la ortodoncia no la hacen las brackets, ni ningún otro elemento, sino el ortodoncista, valiéndose, claro está, de la amplia y eficaz oferta de materiales a su disposición.

Diamante de zafiro

Evolución hacia Brackets de zafiro

De los brackets metálicos pasamos por los brackets estéticos hasta llegar a los brackets de Zafiro (estéticos e imperceptibles).

El primer material con el que se fabricaron brackets era metal. No fue mala idea, ya que el metal es inalterable en medios tan “hostiles” como la boca, continuamente sometidos multitud de efectos: sustancias colorantes, alimentos fríos y calientes, tabaco, café, cepillado, gérmenes…

Los tiempos cambian y los tratamientos de ortodoncia.

La odontología lleva décadas tratando de encontrar materiales que realicen las funciones que les pedimos de la forma más imperceptible posible. Por ello surgieron los brackets estéticos. Por ejemplo, los de porcelana, que eliminaron el inconveniente de la porosidad y tinción de la bracket, que se traducía en un ligero amarilleamiento. Hay que tener en cuenta que la porcelana se fractura con relativa facilidad, lo que hacia acudir más al dentista para solucionarlo.

Brackets de zafiro: ¿la solución perfecta?

Eso parece. Al menos, los inconvenientes de las brackets estéticas clásicas quedan superados por la bracket de zafiro, como hemos explicado.

Por eso, hoy en día, podríamos considerar que las brackets de zafiro son las únicas realmente estéticas y la mejor opción por su resistencia añadida.

Ciertamente, las brackets de zafiro son hoy en día las únicas brackets realmente estéticas, si por estética entendemos “pasar lo más desapercibidas posible”. Con estos materiales, apenas perceptibles, la imagen no se ve afectada durante el tratamiento de ortodoncia. Son realmente bonitos.

Las brackets anteriormente conocidas como “estéticas” se han visto superadas por las brackets de zafiro en esta cualidad.

Ya hemos explicado que las “antiguas” brackets estéticas estaban (están) confeccionadas con materiales como diferentes tipos de resina, resina reforzada o porcelana. Todos estos materiales son más porosos que el zafiro y mucho menos resistentes. Al ser más porosos se tiñen con los alimentos y eso hace que adopten un tono progresivamente amarillento durante el tratamiento.

¿Qué pasa con la resistencia a la fractura?

Las brackets “estéticas” antiguas pierden en esta comparativa, por goleada.

Las brackets más resistentes a la deformación y a la fractura son las metálicas y las de zafiro. De hecho, la resistencia del zafiro es sólo comparable al metal.

Podemos concluir afirmando que las brackets de zafiro presentan la resistencia a la fractura y a la deformación y fatiga propia de las brackets metálicas y la mejor estética posible gracias a su inalterable color transparente.

También hay que decir que en el resto de sus prestaciones son como las demás brackets. Las brackets metálicas ofrecen buenos resultados, si no te importa mucho la estética durante el tratamiento y las brackets estéticas clásicas, en tratamientos que no sean muy largos pueden no teñirse demasiado y dan buen resultado, si no se rompen con un impacto masticatorio desafortunado que obligue a cambiar la bracket, con la consiguiente pérdida de eficacia del tratamiento durante el tiempo que la bracket ha estado rota y no funcional.

Brackets, elementos necesarios en ortodoncia fija

Conviene destacar que las brackets son una parte de los elementos necesarios para llevar a cabo un tratamiento de ortodoncia fija, y que por sí solas, no son capaces de producir ningún movimiento dental. Es necesaria la actuación coordinada y personalizada de los diferentes elementos: arcos, ligaduras, resortes, bandas…y por encima de todo, el ortodoncista.

Preguntas frecuentes

Un resumen de las principales dudas que tienen nuestros pacientes antes de decidirse por este tratamiento.

Puedes enviar consultas contactando con nosotros.

¿Me voy a acostumbrar a tener brackets en la boca?

Si. En pocos días. En un primer momento, la inmensa mayoría de pacientes experimentan la lógica extrañeza debida a la presencia novedosa de los elementos de ortodoncia en su boca, pero la sensación dura sólo algunos días.

¿Existe algún tipo de tratamiento de ortodoncia que sea más estético?

Sí. Los tratamientos de ortodoncia invisible con férulas tipo invisalign, inviflex, clear aligner y otros y la ortodoncia lingual. Estos últimos son directamente invisibles desde el exterior.

Mientras que los brackets de la ortodoncia estética se colocan en la cara externa (visible) del diente, la ortodoncia lingual utiliza brackets colocados en la cara interna (no visible) del diente. Por ello, este tipo de tratamiento también se denomina “ortodoncia invisible”.

Somos especialistas en ortodoncia estética con brackets o invisible en Valencia.

Actualmente, el tipo de ortodoncia con brackets de Zafiro son los que aportan mayor confianza a la hora de decidirse llevarlos.

La elección del tipo de bracket va a depender exclusivamente del deseo de llevar adelante un tratamiento de ortodoncia“menos visible”.

Haces bien en informarte, ya que el tipo de bracket es de las pocas cosas que vas a poder elegir. El resto de elementos los ha de seleccionar el ortodoncista en función de los objetivos del tratamiento y la técnica que vaya a emplear. Aunque, eso sí, al ortodoncista también lo puedes escoger. Hazlo hablando con él/ella de tus expectativas, de tus diferentes opciones de tratamiento y de todas tus dudas, sin dejarte ninguna duda en el tintero.

Nos gustaría ser tu clínica de ortodoncia. Y te agradecemos que nos hayas elegido para esclarecer tus dudas sobre el tratamiento de ortodoncia con brackets leyendo nuestra información.

Y, aunque no nos elegirás por esto, déjanos regalarte un blanqueamiento dental al finalizar tu tratamiento de ortodoncia. Con brackets de zafiro al precio de brackets metálicos.

Esperamos que nos elijas por nuestra transparencia y porque pondremos toda nuestra experiencia al servicio de tus dudas y de tus objetivos en nuestra clínica dental.

  • 13
    Shares